Principio de dolores

22 marzo, 2020
Versículos: Mateo 24:39, Mateo 24:5-9, Isaías 13:9-11, Mateo 24:21, 1 Tesalonicenses 5:1-2,4, 2 Tesalonicenses 2:3, 2 Tesalonicenses 2:9-12, Apocalipsis 5, Apocalipsis 6:1-14, 1 Tesalonicenses 5:2-3, Ezequiel 14:21, Apocalipsis 8:1-2, Joel 2:11-13
Tipo de servicio:

Hemos estado hablando de la oportunidad que como iglesia tenemos en estos tiempos difíciles de llevar el mensaje de salvación a las personas de nuestra familia que aún no lo conocen. Con el fin de demostrar lo urgente de esta tarea hoy quiero llevarlos a comprender que lo que estamos viviendo es apenas Principio de Dolores y que lo que viene para la humanidad es aún más terrible, pero que Cristo ha preparado para aquellos que le han aceptado un recurso de salvación.

La historia bíblica nos muestra varios ejemplos. Uno de ellos se dio con Noé. ¿Recuerdan ustedes que Dios le pidió a Noé construir un arca en la que él y su familia pudieran salvarse en el diluvio universal? ¿Recuerdan que la gente lo tildó de loco y no creyeron a su predicación aun cuando él les advirtió constantemente de este juicio?

Mateo 24:39

"y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre"

¿Recuerdan también que Dios queriendo librar a Israel de la esclavitud en Egipto trajo 10 plagas, pero el Faraón a pesar de ellas endureció su corazón y no los dejo ir? ¿Recuerdan que mientras esas plagas destruían a Egipto, ninguna de ellas tocó la tierra de Gosén en donde habitaban los Israelitas? ¿Y que en la última de ellas pasó el ángel de la muerte matando a los primogénitos de los egipcios, pero ninguno en Israel murió? Pues de esa misma manera el Señor guardará a su pueblo de los terribles juicios que vendrán.

Quizás para este momento muchos no comprenden de qué estoy hablando y por qué lo que hoy estamos viviendo la Biblia lo denomina Principio de Dolores. Para que tengamos claridad al respecto los invito a que vallamos al evangelio de Mateo y enumeremos los acontecimientos que hacen parte de este Principio de dolores.

Mateo 24:5-9

Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.

Resumen:

  1. Falsos Cristos
  2. Guerras
  3. Pestes
  4. Hambre
  5. Terremotos
  6. Persecución

Si estos acontecimientos son Principio de dolores, entonces nos surge una duda ¿Cuándo vendrá la consumación de los dolores? Bueno, lo primero que debemos decir es que a ese tiempo de la consumación de estos dolores la biblia lo ha llamado el día del Señor que comprende un período de tiempo al que la biblia se refiere como la gran tribulación

El día del Señor

Isaías 13:9-11

He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.

La gran tribulación

Mateo 24:21

"Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá."

Lo segundo que debemos decir es que este período tendrá próximamente su inicio y que la iglesia no ignorará acerca de estos acontecimientos, mientras que el resto del mundo no se percatará sino hasta cuando lo estén viviendo como pasó en los días de Noé

1 Tesalonicenses 5:1-2,4

"Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón."

Amados les hago esta pregunta: ¿Será que realmente como iglesia sabemos perfectamente lo que en breve acontecerá al mundo? Bueno, creo que hoy es una muy buena oportunidad para conocerlo. Afortunadamente el Apóstol Pablo previendo que iríamos a necesitar entender estos tiempos escribió lo siguiente:

2 Tesalonicenses 2:3

"Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición"

La apostasía es un tiempo en el que la iglesia se apartará de la sana doctrina escuchando falsos maestros y por otro lado un tiempo en el que muchos que se dicen cristianos dejaran de serlo y volverán atrás seducidos por la tentación del mundo. Como pastor veo que eso lo estamos viviendo ya.

Por otro lado "que se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición" se refiere al Anticristo, del cual el apóstol amplía lo siguiente:

2 Tesalonicenses 2:9-12

"Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia."

Bien, entonces tenemos que ese tiempo iniciará con la aparición del anticristo y continuará con una serie de eventos muy bien detallados parecidos a los que ya hemos vivido pero a una escala terriblemente mayor.

Los 7 sellos

Apocalipsis 5 habla de un libro sellado con siete sellos que solo Jesús tiene potestad de abrir

Primer Sello (Caballo blanco. El Anticristo) Paz falsa - destrucción repentina

Apocalipsis 6:1-2

"Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer"

1 Tesalonicenses 5:2-3

"Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán."

Segundo Sello (Caballo Bermejo-Rojo. Guerra)

Apocalipsis 6:3-4

"Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada."

Tercer Sello (Caballo Negro. Hambre)

Apocalipsis 6:5-6

"Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino."

Cuarto Sello (Caballo Amarillo: Plagas, epidemias y la pestilencia)

Apocalipsis 6:7-8

"Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra."

Ezequiel 14:21

"Por lo cual así ha dicho Jehová el Señor: ¿Cuánto más cuando yo enviare contra Jerusalén mis cuatro juicios terribles, espada, hambre, fieras y pestilencia, para cortar de ella hombres y bestias?"

La peste Negra alcanzó un punto máximo entre 1347 y 1353.  Es difícil conocer el número de fallecidos, pero en el siglo XXI las estimaciones fueron de 25 millones de personas solo en Europa, aproximadamente un tercio de la población.

La pandemia de gripe de 1918, también conocida como la gripe española de 1918, es considerada la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas.
En este sello se estima que morirá la cuarta parte de la tierra, estaríamos hablando de casi 2 mil millones de personas en total.

Quinto Sello (Persecución)

Apocalipsis 6:9-11

"Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos."

Sexto Sello (Terremotos)

Apocalipsis 6:12-14

"Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar."

En los últimos 4.000 años, los terremotos han causado la pérdida de 13 millones de vidas, y aún están por suceder los peores terremotos.

Séptimo Sello (Las 7 trompetas)

Apocalipsis 8:1-2

"Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas."

Ahora, con el séptimo sello, que se compone de un conjunto de siete trompetas veremos el juicio directo y sobrenatural de Dios al juzgar a una raza rebelde

¿Qué hacer?

Joel 2:11b-13

"Porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo? Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo."