Buscadme y viviréis

27 diciembre, 2020
"Hoy Dios aún repite como antaño: Buscadme y viviréis". Es tiempo de que dejemos nuestro mal camino y busquemos a Dios de todo nuestro corazón, mientras aún tengamos la oportunidad…

Se busca hombre para estar en la brecha

13 diciembre, 2020
El Señor busca hombre y mujeres que hagan vallado, y se paren en la brecha delante de Dios a favor de la tierra. Jesús intercedió por nosotros, hagamos lo mismo…

No desconozcas el día de tu visitación

3 diciembre, 2020
Jesús lloró con dolor, su alma se desgarró al ver la rebeldía y orgullo de un pueblo que rechazaba el amor insistente e incondicional de Dios. No seamos de aquellos…

Un siervo diligente

12 noviembre, 2020
Somos embajadores del Reino de los Cielos, y a través de nuestras vidas Dios establece su reino en la tierra. Él es nuestro Señor, somos sus siervos, le pertenecemos. ¿Qué…

Avivando el fuego

8 noviembre, 2020
El día que rendimos nuestro corazón a Jesús fuimos bautizados con el Espíritu Santo ¿Cómo estás hoy delante del Señor? ¿Cómo está tu fuego? Con el pasar del tiempo, y…

Perder es ganar

4 octubre, 2020
El regreso del Señor revelará el corazón de las personas y hará conocer lo que estas aman. Las palabras de Jesús en estos versículos actúan como una advertencia en contra…

Como en los días de Noé

1 octubre, 2020
La primera venida del Hijo de Dios fue callada y en privado. Su regreso, por el contrario, será evidente para todos, así como el relámpago que al fulgurar resplandece desde…

El fracaso del éxito

27 agosto, 2020
Muchos tienen el deseo de alcanzar en medio de la iglesia una posición determinada o un estatus, incluso mediante un barniz espiritual o una fachada. Su aparente humildad no es…

Un corazón intercesor

23 agosto, 2020
Jesús habló con un sentimiento especial, repitiendo el nombre "Jerusalén" para dar énfasis. Este amor profundo que Jesús tenía por Jerusalén fue con pleno conocimiento de los pecados de la…

¿Seré Salvo?

20 agosto, 2020
"Esforzaos a entrar por la puerta angosta" no es un llamado para salvarte por buenas obras. Las buenas obras no son la puerta justa, Jesús es la puerta. La entrada…