Un corazón contrito y humillado

Bible Text: 1 Corintios 1:28, Salmo 50:23, Salmo 51:16-17, Isaías 57:15-19, Romanos 12:9-15, Eclesiastés 3:1. | Predicador: Pastor Christian Vargas | En medio de cualquier situación, Dios está dispuesto a darnos consuelo, a guiarnos y sanarnos. Podemos pasar el quebrantamiento con orgullo o podemos en humildad buscar a Dios y refugiarnos solo en Él. Dispongámonos para que Dios hable a nuestro corazón y nos enseñe. Sea en el llanto o en la alegría, que cada momento que vivamos sea delante del Señor.

Avivando el fuego

Bible Text: Mateo 3:11-12, 2 Pedro 3:10, Éxodo 13:21, Juan 15:3, Juan 14:17, Lucas 4:18, Hechos 2:2-4, Hechos 4:4, 2 Corintios 3:6, 2 Timoteo 1:6, Apocalipsis 2:4-5, Mateo 6:6, Juan 6:37, Mateo 12:20, Lucas 12:48. | Predicador: Pastor Sebastian Villada | El día que rendimos nuestro corazón a Jesús fuimos bautizados con el Espíritu Santo ¿Cómo estás hoy delante del Señor? ¿Cómo está tu fuego? Con el pasar del tiempo, y por nuestro descuido, esta llama que una vez fue encendida en nosotros empieza a apagarse, nuestra pasión comienza a menguar. Dejemos la frialdad y busquemos nuevamente al Señor de todo nuestro corazón. Arderás de pasión por Dios y causarás que otros sean contagiados por ese fuego en ti. ¡Avivemos el fuego!

El fracaso del éxito

Bible Text: Lucas 14:1-14, 2 Corintios 3:2-3, Proverbios 25:6-7, Proverbios 27:2, 1 Pedro 5:6, Salmo 75:6-7, Filipenses 2:3, 1 Timoteo 6:8-9, Romanos 12:3, Isaías 22:22, Apocalipsis 3:7-8, Filipenses 2:6-11. | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Estudio Evangelio de Lucas | Muchos tienen el deseo de alcanzar en medio de la iglesia una posición determinada o un estatus, incluso mediante un barniz espiritual o una fachada. Su aparente humildad no es más que una forma sutil de orgullo espiritual muy peligrosa. La Biblia nos recuerda que no debemos jugar a la autopromoción. Cuando buscamos honrarnos a nosotros mismos, siempre seremos humillados, si no en la tierra, entonces por toda la eternidad. No deberíamos buscar ser alguien en esta tierra, sino luchar por tener entrada en el Reino de Dios, y eso se logra reconociendo con humildad lo que somos delante de Dios.

Hágase tu voluntad

Bible Text: Lucas 11:1-2, Mateo 26:39, Juan 6:38, Marcos 3:35, Efesios 1:11, Romanos 2:14-15, Ezequiel 33:11, Colosenses 3:1-2, Hechos 12:5;13-16, Lucas 18:1-8, Santiago 5:16, Romanos 12:2, Efesios 6:18, Colosenses 4:2, 1 Tesalonicenses 5:17, Mateo 26:39-41, 2 Corintios 12:7-10, Filipenses 4:6-7. | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Enséñanos a orar | Hágase tu voluntad surge de honrar al padre y desear que venga su reino es consecuencia dé.

Se trata de una expresión de adoración. Que esa voluntad que siempre se cumple de manera perfecta en el cielo se cumpla también en la tierra

Es como el ministerio de Jesús que cumplió a cabalidad la voluntad del padre “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39)

La importancia de cumplir la voluntad del padre En Marcos 3:35 el Señor declaró: “Todo aquel que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, y mi hermana, y mi madre”.
Juan 6:38
En última instancia, todas las cosas se resolverán de acuerdo con el propósito eterno de Dios, el cual se estableció antes de que el mundo empezara. Pablo expresó esa verdad cuando declaró a los efesios que Dios “hace todas las cosas según el designio de su voluntad” (Efesios 1:11). Pero la mayor parte de lo que sucede en este mundo perverso, caído y plagado de pecado es contrario al propósito de Dios
TRES ASPECTOS DE LA VOLUNTAD DE DIOS
Una adecuada comprensión de la voluntad de Dios revela por qué esa trágica realidad está perfectamente de acuerdo con su absoluta soberanía. Los teólogos distinguen tres aspectos de la voluntad de Dios, según observa R. C. Sproul de manera oportuna: Cuando hablamos de la voluntad de Dios lo hacemos al menos en tres maneras diferentes. Al concepto más amplio se le conoce como
    1. Voluntad de Dios legislante, soberana u oculta
Es el concepto más amplio de la voluntad de Dios. Es aquella mediante la cual soberanamente Él ordena todo lo que ha de acontecer. Puesto que Dios es soberano y su voluntad no se puede frustrar, podemos estar seguros de que nada ocurre en lo cual Él no tenga el control. Aunque a menudo la voluntad soberana de Dios se nos oculta hasta después que acontece, hay un aspecto de su voluntad que es claro para nosotros:
    2. Voluntad establecida mediante las reglas
Este es el aspecto de su voluntad más claro. Aquí Dios revela su voluntad por medio de su santa ley… Este aspecto de la voluntad de Dios se revela tanto en su Palabra como en nuestras conciencias, por la cual Él ha escrito su ley moral en nuestros corazones
Romanos 2:14-15
Tenemos el poder o la capacidad de frustrar la voluntad de Dios establecida mediante las reglas, aunque no el derecho de hacerlo.
    3. Voluntad de disposición de Dios
Define lo que le agrada o desagrada a Dios. Por ejemplo, se agrada cuando hallamos nuestro placer en la obediencia. Otro ejemplo es que Él no se complace en la muerte de los impíos, ¿pero entonces por qué condena? ¿Es vengativo? No. Él juzga al mundo desde su propia santidad y justicia, sin embargo, no se alegra en un sentido vengativo hacia quienes reciben su juicio. Él se disgusta profundamente cuando somos desobedientes

La petición para que la voluntad de Dios se realice considera especialmente esa tercera característica, su voluntad de disposición. La preocupación celestial de los cristianos los motiva a orar para que la voluntad de Dios se lleve a cabo por obediencia, de tal modo que se le pueda honrar por medio del testimonio de los fieles.
Colosenses 3:1-2
PUNTOS DE VISTA ERRÓNEOS

Visión fatalista: (Ira amarga) Lo que Dios determina va a pasar así uno haga o deje de hacer, lo que produce enojo hacia Dios.
Resignación pasiva: (actitud derrotista) No se está enojado con Dios, pero existe una triste actitud derrotista seguridad de que sus oraciones tendrán algún impacto. Hacen las cosas mecánicamente porque es su deber, pero carecen del corazón apasionado que clama a Dios y cree que Él contestará. Hasta la iglesia primitiva cayó presa de esta actitud. Cuando Pedro fue encarcelado por Herodes, quien acababa de ejecutar al apóstol Jacobo, el hermano de Juan, los creyentes se reunieron para orar a Dios en favor de Pedro (Hechos. 12:5).
Reserva teológica: (Teología aberrante) Una tercera actitud errada en cuanto a la oración podría denominarse reserva teológica. Algunos cristianos tienen una visión de la soberanía de Dios tan extrema que paraliza sus oraciones. Ellos razonan que puesto que Dios inevitablemente llevará a cabo su voluntad, no hay realmente por qué orar. Este punto de vista pasa por alto la explícita enseñanza del Señor Jesucristo, quien contó “una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar”

Lucas 18:1-8
Tal parábola habla de un juez injusto que finalmente facilitó protección legal a una viuda desesperada porque ella no dejaba de acosarlo (v. 2-5). A fin de explicar claramente este punto “dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia

Este punto de vista además hace caso omiso al hecho de que
Santiago 5:16
“la oración eficaz del justo puede mucho” una verdad confirmada por las numerosas respuestas a la oración registradas en las Escrituras

No orar es desobediencia a los mandatos explícitos de la Biblia

Romanos 12:2

Efesios 6:18

Filipenses 4:6

Colosenses 4:2

1 Tesalonicenses 5:17

A pesar que la voluntad del Padre para Jesús era dura de aceptar, Jesús no desmayo en orar en Getsemaní lo que provocó que el Padre lo fortaleciera para poderla cumplir. No así con Pedro, Jacobo y Juan, que llevados por la tristeza esa noche se durmieron sin orar a pesar de la advertencia de Jesús “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” (Mateo 26:41) En consecuencia, cuando les llegó el momento de prueba y tentación estaban derrotados.
Mateo 26:56
Relata que “todos los discípulos, dejándole, huyeron”, mientras Pedro incluso negó que conocía a Jesús (v. 58-75). Ellos olvidaron el ejemplo de su Señor quien, oró antes de todos los grandes acontecimientos de su vida.
CONCLUSIÓN

Orar para que se haga la voluntad de Dios es no querer resignarse al estado de pecaminosidad.
Es despertar y dejar de dormir, debilitarse o desanimarse.
Es reconocer que hay una guerra continua entre el reino de Dios y el reino de Satanás, y negarnos a negociar una tregua con las fuerzas del mal.
La verdadera oración reconoce el derecho soberano de Dios de negar cualquier petición que no esté de acuerdo con su perfecta voluntad, como ocurrió en el caso de Pablo

2 Corintios 12:7-10

Nos urge la compasión

Bible Text: Lucas 10:1-16, Isaías 6:8, Mateo 5:29, Mateo 10:28, Apocalipsis 20:10, Mateo 25:41, 2 Pedro 2:4, Isaías 33:14, Mateo 13:40-42, Apocalipsis 20:15, Apocalipsis 19:20, Deuteronomio 32:22, Marcos 9:43-49, Lucas 16:22-31, Lucas 12:47-48, 2 Pedro 2:21, Hebreos 10:26-29. | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Estudio Evangelio de Lucas | Sin duda la compasión caracterizaba a Jesús y vemos en muchos pasajes bíblicos cómo Él movido a compasión, alimento, liberó, sanó y hasta dio su vida por las personas. Todos nosotros que hemos recibido el glorioso encargo de predicar su palabra, no podemos ser inmunes a la compasión. Sin compasión no nos atreveremos a nada por salvar a aquellos que no saben el lugar a donde irán si no abren su corazón al evangelio. Es tiempo de predicar con compasión el mensaje de salvación.

¿Usted no sabe quién soy yo?

Bible Text: Lucas 9:51-56, Proverbios 3:3, Proverbios 16:7, Lucas 6:36, Lucas 10:10-12, 2 Timoteo 2:25-26 . | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Estudio Evangelio de Lucas | Así como la Biblia enseña que Dios es verdad, también enseña que Dios es misericordioso. Si Dios solo fuera verdad, su verdad aplastaría nuestra pecadora vida; pero gracias a su carácter misericordioso hoy tenemos esperanza en él. De igual manera Dios espera que seamos misericordiosos.

Principio de dolores

Bible Text: Mateo 24:39, Mateo 24:5-9, Isaías 13:9-11, Mateo 24:21, 1 Tesalonicenses 5:1-2,4, 2 Tesalonicenses 2:3, 2 Tesalonicenses 2:9-12, Apocalipsis 5, Apocalipsis 6:1-14, 1 Tesalonicenses 5:2-3, Ezequiel 14:21, Apocalipsis 8:1-2, Joel 2:11-13 | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: El final de los tiempos | Hemos estado hablando de la oportunidad que como iglesia tenemos en estos tiempos difíciles de llevar el mensaje de salvación a las personas de nuestra familia que aún no lo conocen. Con el fin de demostrar lo urgente de esta tarea hoy quiero llevarlos a comprender que lo que estamos viviendo es apenas Principio de Dolores y que lo que viene para la humanidad es aún más terrible, pero que Cristo ha preparado para aquellos que le han aceptado un recurso de salvación.

La historia bíblica nos muestra varios ejemplos. Uno de ellos se dio con Noé. ¿Recuerdan ustedes que Dios le pidió a Noé construir un arca en la que él y su familia pudieran salvarse en el diluvio universal? ¿Recuerdan que la gente lo tildó de loco y no creyeron a su predicación aun cuando él les advirtió constantemente de este juicio?

Mateo 24:39
«y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre»
¿Recuerdan también que Dios queriendo librar a Israel de la esclavitud en Egipto trajo 10 plagas, pero el Faraón a pesar de ellas endureció su corazón y no los dejo ir? ¿Recuerdan que mientras esas plagas destruían a Egipto, ninguna de ellas tocó la tierra de Gosén en donde habitaban los Israelitas? ¿Y que en la última de ellas pasó el ángel de la muerte matando a los primogénitos de los egipcios, pero ninguno en Israel murió? Pues de esa misma manera el Señor guardará a su pueblo de los terribles juicios que vendrán.

Quizás para este momento muchos no comprenden de qué estoy hablando y por qué lo que hoy estamos viviendo la Biblia lo denomina Principio de Dolores. Para que tengamos claridad al respecto los invito a que vallamos al evangelio de Mateo y enumeremos los acontecimientos que hacen parte de este Principio de dolores.

Mateo 24:5-9
Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
Resumen:

Falsos Cristos
Guerras
Pestes
Hambre
Terremotos
Persecución

Si estos acontecimientos son Principio de dolores, entonces nos surge una duda ¿Cuándo vendrá la consumación de los dolores? Bueno, lo primero que debemos decir es que a ese tiempo de la consumación de estos dolores la biblia lo ha llamado el día del Señor que comprende un período de tiempo al que la biblia se refiere como la gran tribulación

El día del Señor

Isaías 13:9-11
He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.
La gran tribulación

Mateo 24:21
«Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.»
Lo segundo que debemos decir es que este período tendrá próximamente su inicio y que la iglesia no ignorará acerca de estos acontecimientos, mientras que el resto del mundo no se percatará sino hasta cuando lo estén viviendo como pasó en los días de Noé

1 Tesalonicenses 5:1-2,4
«Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.»
Amados les hago esta pregunta: ¿Será que realmente como iglesia sabemos perfectamente lo que en breve acontecerá al mundo? Bueno, creo que hoy es una muy buena oportunidad para conocerlo. Afortunadamente el Apóstol Pablo previendo que iríamos a necesitar entender estos tiempos escribió lo siguiente:

2 Tesalonicenses 2:3
«Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición»
La apostasía es un tiempo en el que la iglesia se apartará de la sana doctrina escuchando falsos maestros y por otro lado un tiempo en el que muchos que se dicen cristianos dejaran de serlo y volverán atrás seducidos por la tentación del mundo. Como pastor veo que eso lo estamos viviendo ya.

Por otro lado «que se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición» se refiere al Anticristo, del cual el apóstol amplía lo siguiente:

2 Tesalonicenses 2:9-12
«Inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.»
Bien, entonces tenemos que ese tiempo iniciará con la aparición del anticristo y continuará con una serie de eventos muy bien detallados parecidos a los que ya hemos vivido pero a una escala terriblemente mayor.
Los 7 sellos
Apocalipsis 5 habla de un libro sellado con siete sellos que solo Jesús tiene potestad de abrir

Primer Sello (Caballo blanco. El Anticristo) Paz falsa – destrucción repentina

Apocalipsis 6:1-2
«Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer»
1 Tesalonicenses 5:2-3
«Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.»
Segundo Sello (Caballo Bermejo-Rojo. Guerra)

Apocalipsis 6:3-4
«Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.»
Tercer Sello (Caballo Negro. Hambre)

Apocalipsis 6:5-6
«Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.»
Cuarto Sello (Caballo Amarillo: Plagas, epidemias y la pestilencia)

Apocalipsis 6:7-8
«Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.»
Ezequiel 14:21
«Por lo cual así ha dicho Jehová el Señor: ¿Cuánto más cuando yo enviare contra Jerusalén mis cuatro juicios terribles, espada, hambre, fieras y pestilencia, para cortar de ella hombres y bestias?»
La peste Negra alcanzó un punto máximo entre 1347 y 1353.  Es difícil conocer el número de fallecidos, pero en el siglo XXI las estimaciones fueron de 25 millones de personas solo en Europa, aproximadamente un tercio de la población.

La pandemia de gripe de 1918, también conocida como la gripe española de 1918, es considerada la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas.
En este sello se estima que morirá la cuarta parte de la tierra, estaríamos hablando de casi 2 mil millones de personas en total.

Quinto Sello (Persecución)

Apocalipsis 6:9-11
«Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.»
Sexto Sello (Terremotos)

Apocalipsis 6:12-14
«Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar.»
En los últimos 4.000 años, los terremotos han causado la pérdida de 13 millones de vidas, y aún están por suceder los peores terremotos.

Séptimo Sello (Las 7 trompetas)

Apocalipsis 8:1-2
«Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas.»
Ahora, con el séptimo sello, que se compone de un conjunto de siete trompetas veremos el juicio directo y sobrenatural de Dios al juzgar a una raza rebelde
¿Qué hacer?
Joel 2:11b-13
«Porque grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo? Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.»

Los obreros de la mies

Bible Text: Mateo 9:35-38, Mateo 10:5, Lucas 9:1-6, 1 Corintios 2:4, Lucas 22:35 | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Estudio Evangelio de Lucas | Muchos hemos orado a Dios para que envíe obreros a su mies. Lo cierto es que si en nuestro corazón hay compasión por aquellos que se pierden, no solo debemos orar, sino que es necesario acompañar nuestra oración con acción. Dejemos de tener una actitud pasiva y dispongámonos a ir. Vas a tener que pasar tiempo por Dios y ser tratado en confianza. Dios da tanto el querer como el hacer, para ello abrirá puertas, te dará sabiduría y te respaldará con la operación de su Espíritu Santo.

El reto del pescador

Bible Text: Lucas 4:38-44, Lucas 5:11-8, Juan 1:35-50, Marcos 5:19, Isaias 6:5-8, Salmos 138:6, Isaias 57:15, Isaias 51:17 | Predicador: Pastor Juan Daniel Buenaventura | Series: Estudio Evangelio de Lucas | Para ser misionero no necesariamente debes irte de tu país. Eres un pescador de hombres en el lugar donde estás: en tu casa, en tu trabajo, en tu estudio; con amigos, vecinos, compañeros y familiares. No está bien que nos encerremos en 4 paredes, un pescador debe estar pescando ¡Salgamos a buscar los perdidos! Predica a aquellos que te conocen a ti pero no a Jesús. Si la sangre de Cristo ha lavado nuestros pecados y hemos sido perdonados, podemos decir: Heme aquí, envíame a mí, yo iré.