¿Puede salir algo bueno?

Cuando Natanael escuchó acerca de Jesús dijo: “¿De Nazaret puede salir algo de bueno?” La región de Nazareth era una región menospreciada en esa época. Nosotros muchas veces tendemos a juzgar a las personas por su origen sin darnos cuenta de lo valiosas que son en realidad. Acompaña a Silvia y Jenn en esta nuevo capítulo.

Destrucción

¿Has leído en Isaías acerca de la destrucción de Babilonia? Al ver detenidamente, nos damos cuenta de que también está hablando del día del Señor. Estas palabras no fueron dichas para llenarnos de miedo, sino de confianza en que tenemos un Dios justo y recordarnos que vendrá el día en el cual seremos llevados a su Presencia y Reinaremos a su lado.

Detente sol en Gabaón

En el capítulo de hoy, Jenn nos contará del día en que el sol se detuvo. Recordaremos que así como el Señor peleó por Israel con poder sobrenatural, así mismo pelea por nosotros y nos ayuda haciendo cosas que para nosotros son imposibles.

Embriaguez de Noé

En el capítulo anterior, veíamos como el Señor hizo un pacto con Noé y su descendencia para no volver a destruir a los seres vivos con un diluvio. Hoy Dios quiere enseñarnos lo importante que es para él, que nosotros honremos a nuestros padres y los tratemos con muchísimo respeto sin importar las circunstancias.

Llamados por el maestro

En el capítulo anterior, vimos a nuestro Señor Jesús librar una intensa batalla espiritual, hasta vencer al tentador usando el poder de las escrituras. Ahora nuestro Maestro está de regreso en Galilea, y allí empezará a llamar a sus discípulos para que lo dejen todo y le sigan.

Mi canción

En el capítulo anterior veíamos una hermosa profecía llena de esperanza sobre cómo cambiarán las cosas al final de los tiempos y cómo Jesús será esa vara que va a gobernar con justicia. Hoy vamos a aprender a cantarle al Señor en todo tiempo y alegrarnos en su salvación.

Un nuevo altar

En el capítulo anterior, Israel comandado por Josué, tuvo otra oportunidad de vencer a Hai. Hoy vamos a ver lo que sucedió con el pueblo después de esta victoria. Tengamos victorias o derrotas, siempre es necesario que hagamos un altar en nuestros corazones para ofrecerle a Dios lo mejor

La batalla en el desierto

En el capítulo anterior, asistimos a un gran acontecimiento. Jesús fue bautizado por Juan en el Jordán a la vista de muchos testigos. Luego de esto, el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que allí lo tentara el diablo. Esta fue una verdadera batalla espiritual.